Dieta depurativa post-Navidad

Una vez pasadas las vacaciones de Navidad, en las que quizás nos hayamos excedido comiendo y bebiendo, conviene que entre nuestros propósitos de año nuevo incluyamos “hacer una detoxificación” para ayudar a nuestro cuerpo a limpiarse y recuperarse.

 

De igual forma que llevamos nuestro coche de forma periódica al taller para cambiar filtros, aceite… nuestro cuerpo necesita limpiar “sus filtros” de forma regular ya que, en este caso, no se pueden cambiar. El domingo 10 de enero a las 02:30 de la noche tiene lugar la primera luna nueva del año. Es el momento ideal para realizar un ayuno o dieta de detoxificación.

 

Muchos os preguntaréis por qué en luna nueva. No se trata de magia ni esoterismo, se trata de pura física. La Luna atrae el agua que está más próxima a ella, llegando a hacer abombarse la Tierra. Es este abombamiento el que genera las mareas, pareciendo que el océano se retira cuando la luna está más próxima a la Tierra.

 

En luna nueva es donde se produce el mayor desplazamiento de agua (mareas vivas), ya que la Luna se encuentra entre el Sol y la Tierra, de modo que, a la atracción que produce la Luna, se suma también la del Sol. 

El ser humano, como ser viviente en la Tierra, no es un ente aislado al que no le afecten las leyes físicas que rigen el universo. En luna nueva es cuando más volumen de líquido se desplaza, también en nuestro cuerpo.  

 

Una dieta depurativa o un ayuno, persigue sacar fuera del cuerpo el líquido y las toxinas sobrantes. Cualquier momento será beneficioso para hacerlo pero, en luna nueva, esa tendencia del agua presente en la Tierra a desplazarse hacia fuera, hace que el efecto drenante se multiplique en este periodo. Aprovechando que esta primera luna nueva del año ocurrirá en la noche del sábado al domingo, podemos hacer nuestra dieta detoxificante este fin de semana.

 

Conviene tener en cuenta la época del año en la que nos encontramos y el tipo de metabolismo que tiene cada persona. El invierno es la época más fría y húmeda del año, periodo más Yin para la Medicina Tradicional China. No debemos abusar por tanto de alimentos crudos, ensaladas o alimentos recién sacados de la nevera, menos aún por la noche, que puedan enfriar nuestro organismo. De modo que para una detoxificación segura utilizaremos caldos, sopas e infusiones durante el proceso.

 

Además, es siempre aconsejable tomar un suplemento multivitamínico y citrato de magnesio (ambos se pueden encontrar en farmacias y herbolarios) durante los días previos y el mismo fin de semana, para asegurarnos de que el organismo tenga los recursos suficientes para la eliminación de toxinas.

 

RUTINA DE DETOXIFICACIÓN

 

SÁBADO 9 DE ENERO

 

Nada más despertarnos tomaremos un vaso de agua tibia.

  • DESAYUNO: Infusión (no utilizar té o café) con miel ecológica y zumo de medio limón exprimido. Si eres de los que tiene mucha hambre por las mañanas, toma fruta (mandarinas, manzanas, granada, naranjas, kiwi).
  • COMIDA: Crema de verduras de temporada (brócoli, puerros, acelgas, cebollas, apio, alcachofas, zanahorias, calabacín, coliflor, espinaca) con un chorrito de aceite de oliva virgen extra en crudo en el momento de tomar. Puedes comer la cantidad que quieras, no es necesario quedarse con hambre.
  • CENA: Caldo o sopa de verduras de temporada al que añadiremos una cucharada sopera de semillas de lino, un puñado de arroz integral y una cucharadita de cúrcuma (no curry).

 

DOMINGO 10 DE ENERO (mismo proceso que el sábado pero intercambiando la comida y la cena)

 

Nada más despertarnos tomaremos un vaso de agua tibia.

  • DESAYUNO: Infusión (no utilizar té o café) con miel ecológica y zumo de medio limón exprimido. Si eres de los que tiene mucha hambre por las mañanas, toma fruta (mandarinas, manzanas, granada, naranjas, kiwi).
  • COMIDA: Caldo o sopa de verduras de temporada al que añadiremos una cucharada sopera de semillas de lino, un puñado de arroz integral y una cucharadita de cúrcuma (no curry).
  • CENA: Crema de verduras de temporada (brócoli, puerros, acelgas, cebollas, apio, alcachofas, zanahorias, calabacín, coliflor, espinaca) con un chorrito de aceite de oliva virgen extra en crudo en el momento de tomar, y pescado blanco hervido.

Nota: es preferible no ingerir alimentos entre comidas pero, si no aguantas, puedes comer fruta de temporada.

 

 

Si finalmente decides hacer esta detoxificación, ten en cuenta que tu cuerpo estará concentrando sus energías en eliminar toxinas. Bebe abundante agua y no hagas ejercicio físico intenso.

 

Puede ser que, si tu cuerpo está muy saturado, aparezcan síntomas como dolor de cabeza y/o náuseas. Si esto te ocurre, te recomiendo encarecidamente que no detengas el proceso, ya que lo necesitas más que nadie. Puedes aumentar tu ingesta de agua, la dosis de multivitamínico y también la de citrato de magnesio (siempre siguiendo las indicaciones del producto) para ayudar a tu cuerpo a eliminar lo que le sobra.

 

 

¡Feliz 2016!

 

 

Sara García Cacho

Fundadora de Fisioterapia Holística

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0