Cómo cuidarnos en invierno, según la Medicina Tradicional China

Un nuevo solsticio, y con él, cambio de estación. A partir hoy, 21 de diciembre, a las 10:44, la luz del día irá aumentando y, por tanto, las noches serán cada vez más cortas hasta llegar a la noche más corta del año,  en el solsticio de verano. De nuevo tenemos ante nosotros la representación cíclica de la naturaleza, noche y día, frío y calor, sueño y vigilia, interiorización y exteriorización.

 

Medicinas antiguas, como la Medicina Tradicional China, saben muy mucho sobre el arte de observar estos ciclos naturales presentes también en nosotros.

Los cambios estacionales nos afectan a los seres humanos. Quizá hayas podido notar en estas últimas semanas que necesitabas dormir más. Si es así, te doy la enhorabuena, pues significa que aún vives conectado con la naturaleza.

 

El Invierno es la época de máxima interiorización de la Naturaleza, la etapa más fría y húmeda del año y por tanto, más Yin. En Medicina China, se dice que es momento de recargar energía a partir del descanso y los buenos alimentos.

 

Los órganos relacionados con esta estación son los Riñones y la Vejiga, ambos pertenecientes al elemento Agua.

 

FUNCIONES DE LOS RIÑONES en Medicina Tradicional China

 

·       LOS RIÑONES REPRESENTAN LA CAPACIDAD DE ALMACENAJE DE LA ENERGÍA, LA FUERZA DE VOLUNTAD Y LA VITALIDAD DEL INDIVIDUO

·         SON LA BASE DE LA ENERGÍA YIN Y YANG DEL CUERPO

·        LA ENERGÍA DE LOS RIÑONES CONTROLA LOS HUESOS, LA MÉDULA, EL CEREBRO, LOS DIENTES, LOS OÍDOS Y LOS ORIFICIOS INFERIORES (URETRA, CONDUCTO ESPERMÁTICO Y ANO)

·         INTERVIENEN EN LA PRODUCCIÓN DE SANGRE

·         ALMACENAN LA ENERGÍA MÁS PROFUNDA, ÍNTIMA Y SUTIL DEL ORGANISMO

 

 

¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A NUESTROS RIÑONES Y VEJIGA  A TRAVÉS DE NUESTRA ALIMENTACIÓN?

 

1.       Utilizando cocciones largas (sopas, guisos, horneados, plancha…)

2.      Aumentando la ingesta de alimentos del mar (algas, pescado de profundidades) y alimentos de color negro u oscuros (sésamo negro, algas, lentejas, azukis…)

3.    Preparando caldos con huesos y raíces (zanahoria, nabo, cebollas, ajos, puerros, hinojo, chirivía, remolacha y también col)

4.      Consumiendo gran cantidad de vegetales, sobre todo raíces (extraen la energía más profunda de la tierra para donarla al organismo), pero también: acelgas, apio, calabaza, endivias, escarola, espinacas, brócoli, lombarda, alcachofas...

5.      Utilizando siempre aceites vegetales de primera presión en frío (preferiblemente de oliva virgen extra)

6.  Frutos y frutas secas oscuras: nueces, almendras, avellanas, piñones, orejones, dátiles, higos, ciruelas, pasas…

7.      Cantidad moderada de queso o yogurt de cabra y mantequilla vegetal

8.       Frutas: mandarinas, manzanas, uvas, lichiis…

9.   Usando especias (aportan calor en la comida que contrarrestará el frío externo): ajo, jengibre, mostaza, orégano, pimienta. Siempre con moderación.

10.   Evitando comer crudos y alimentos muy fríos.

 

Además de estos consejos alimenticios, para cuidar la energía de Riñón, evita que tu zona lumbar y tus pies se enfríen, pues el gasto que tu cuerpo debe hacer para mantener estas zonas calientes es enorme.

 

Síntomas como diarrea matutina, ruidos intestinales, pies fríos, dolor lumbar y retrasos en la menstruación (entre otros) son comunes cuando estamos acumulando frío en el cuerpo. En Fisioterapia Holística utilizamos en estos casos Moxibustión, una técnica propia de la Medicina Tradicional China que consiste en la aplicación de calor en puntos de acupuntura para combatir las patologías originadas por frío.

 

¡FELIZ SOLSTICIO Y FELIZ NAVIDAD!

 

 

 

Sara García Cacho

Fundadora de Fisioterapia Holística

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Julia (jueves, 22 diciembre 2016 16:06)


    Curiosamente la otra noche me acordé del sésamo negro q aún me queda x ahí y lo tomé. Ahora entiendo porque, el cuerpo si q es sabio!!
    Gracias Sara!!